EL BISTURÍ de Dave Imbernön. Aggression "Viocracy" (2012. Xtreem Music).


Por fin tengo en mis manos el segundo disco de la banda española de Thrash Aggression bajo el título de “Viocracy”. Un disco compuesto por 10 cortes muy variados en su esencia , disposición y ejecución.

La banda de Barcelona está formada por : Pol Luengo a la voz y guitarra, Oskar Reka a los coros y guitarra, Carlos Leonardo al bajo y José Rosendo a la batería.



Lo primero que he de decir, es que he leído reseñas en algunos medios donde se critica el sonido de este disco. Bajo mi punto de vista creo que han logrado, gracias a ese sonido típico de garaje, superar los miedos que existen en este país a hacer Thrash metal en condiciones. Un Thrash de calidad y con un sonido y ejecución adecuados. No nos engañemos, el Thrash Metal en su esencia tiene que sonar así, es verdad que tendemos a escuchar los discos modernos de este género con un sonido más elaborado, pero el Thrash es esto: “sonido de garaje” y buenas ejecuciones, y añado que esta banda catalana lo borda. Cada vez más, la gente y los críticos exigen “mejor sonido”, dejando a un lado la creatividad que es realmente lo que debe primar siempre.

Viocracy” surge de la mezcla de las palabras “Violencia” y “Democracia” (Violence+Democracy).
Las letras de este disco son una crítica Social, Económica y Política de la Sociedad actual. Eliran Kantor es el creador de la portada del álbum y el conocido Jens Bogren lo ha masterizado.

El disco abre con “False Flags”, que comienza con una pequeña parrafada del expresidente Norteamericano George W. Bush , dejando claro de que va este disco. Un tema contundente con esencia del Thrash de los 80 . Me encantan las partes en las que van jugando con la acentuación, como varían los golpes y vuelven al 4/4 . La melodía esta curradísima y creo que los arreglos de este tema que abre este disco son espectaculares.

Chemical Slavery” comienza en un cuarto de baño... Una esnifada de campeonato... Un tema rápido, más progresivo que el anterior corte, con toques muy al estilo “Mustaine” pero con unos cambios radicales entre grupos de compases, la estructura melódica roza el fraseo “Metal hop” norteamericano que tanto gustaba en los ochenta. La contundencia de este tema me recuerda a los buenos tiempos de “Testament”. Un Thrash muy fluido, que no agota ni da sensación de barullo. 

El corte 3 es “Viocracy” Escucho el tema, mi cabeza no para de moverse, y me pregunto: “¿ hago un pogo en mi salón?” ... Jajajaaj... Tremendo ritmo machacón de este tema , las baterías son magistrales en su ejecución. No es para nada un tema lineal, tiene cambios no tan radicales como en los anteriores, pero son evidentes y generan una sensación de espera para ver con que nos sorprenderán en la siguiente parte. Bruuutal...

Si tuviera el pelo largo de nuevo con “MK Ultra” seguramente se me habría enganchado con la lámpara. ¡Qué manera de tocar! ¡Qué rapidez y caña! Los cambios entre partes son alucinantes, volviendo a sorprenderme con esas franjas entre partes al más puro estilo “Jeff Watters”. Desde la intro hasta el final me parece soberbio.

Get Mad” es el siguiente corte, seguimos con la misma tónica, riffs marcados y precisos...

La entrada en “ Awake Awareness” me sorprende muy gratamente. En el Thrash, cuando algo comienza suave, melódico y tan poco resolutivo hay que prepararse... Tras esta entrada melodiosa, un riff al más puro estilo de los 80, mi favorito del disco, sin duda. 

A cada canción que escucho más me gusta este trabajo.

El corte número 7 es “Human Nature”. Tema con buenos riffs y con grandes cabalgadas, logrando momentos admirables como, por ejemplo, cuando golpean la caja con golpes largos en batería mientras las guitarras marcan a semicorchea, dando mucha estabilidad a la melodía de voz. Hay buenas partes a contratiempo, con cambios de acentuación que siempre acaban en partes marcadas y más habituales a nuestro oído. El solo de este tema me parece el mejor de todo el disco.

Con “Dehumanized” demuestran una vez más su valía compositiva, y sobretodo, como músicos ejecutando magistralmente el tema. Quizás una pega para mí en este tema es, que se me queda un poco atrás la voz en los estribillos, pero salvo eso creo que es un tema magnifico. Un tema con muy buenos detalles, con silencios rompedores y muy bien planeados que realzan la maestría en la ejecución del tema.

Victims Of Bias” es el tema donde demuestran lo que saben hacer como músicos. Una especie de medley donde empiezan con una bossa brasileira, pasando a un rock clásico re , funky y Jazz progresivo para acabar con ritmos de metal potente en un declive original. Sin duda magníficamente ejecutado y demostrando que los músicos de Metal, y concretamente de Thrash ,tocan lo que haga falta sin complejos. Demostrando que los músicos de ahora no son como los viejos rockeros tan aclamados en nuestro país, que solo parecen saber tocar dos quintas y escalas pentatónicas en la.

La sorpresa del disco es el tema número 10 titulado “XYZ”, que es un tema originario de la clásica banda de Rock progresivo Rush. Muy bien ejecutado, donde destaco como han arreglado este tema para que quede contundente. El original lo era pero estamos hablando de una banda de Thrash metal en pleno siglo XXI, y realmente me parece espectacular como lo han arreglado y, por supuesto, como lo ejecutan.

Este “Viocracy” de Aggression sin duda supera con creces su anterior trabajo “Moshpirit”, que fue todo un discazo. Dejan entrever sus influencias de Jazz, de rock progresivo, y de Metal progresivo creando atmósferas muy bien curradas y sobretodo efectivas.

Si tengo que destacar a algún músico de esta banda... es difícil, el magnífico trabajo en las guitarras es sorprendente ,pero sobretodo las baterías y el bajo son alucinantes, está bordado, sin duda.

Para mi, demuestran ser una de las grandes bandas de Thrash Metal española y creo que es una pena que se aprecie más a esta banda fuera de este país. País donde, por desgracia, en general se sigue apoyando a bandas de hace 25 años que no aportan nada nuevo ni creativamente, ni comercialmente a la cultura de este País.
 Dave Imbernön

 


 

¿Impresiones?