MORBID VERSION / OPERA PRIMA Sala ACDS MONTILLA 8-10-11 por Miguel Ángel Arjona.


Como viene siendo habitual cada vez que nuestros amigos de la ACDS nos invitan a un concierto, solemos llevarnos una grata sorpresa, y en este caso no fué menos. La velada corría a cargo de Morbid Versions ( Banda tributo a Sepultura), quienes “jugaban en casa”, y Ópera Prima, formación que rinde tributo a Iron Maiden venidos desde Jaén, y a quienes un servidor ya tuvo la oportunidad de disfrutar este pasado verano en el Concurso de Versiones celebrado en el Auditorio de La Fuente del Río en la localidad de Cabra (Córdoba).

Centrándonos en la actuación, la apertura del evento correspondió a Morbid Versions, quienes tras una intro atacaron directamente con “Arise”, y continuaron con “Inner Self” seguida de “Territory”, un repertorio muy duro el de esta banda y un sonido realmente aplastante digno de un tributo a la banda de Max Cavalera, del cual dieron prueba los asistentes agitando sus cabeza y haciendo “Death Circles” en las primeras filas.

Poco a poco fueron desgranando los temas de la discografía de los brasileños, centrándose en los cinco primeros álbumes de estos, con cortes como “Slave New World” o “Beneath the Remains”, hasta que llegó el turno a “Orgasmatron”, un pequeño guiño al punk británico que fue muy bien acogido por el público, y de nuevo volverían a centrarse en el material más contundente de Sepultura, con “Troops of Doom”, a la que siguió “Policía”, una versión de Ratos de Porao que tuvieron a bien dedicar a “sus amigos” los policías que “visitan” de manera asidua la ACDS para cerciorarse de que todo transcurre con normalidad y velar por el bienestar de todos.


Llegamos ya a la parte final, en la que dieron cabida a temas tan emblemáticos como “Roots Bloody Roots” y “Refuse Resist” con la que finalizaron su actuación. Sin duda un repertorio sin fisuras el elegido por Morbid Versions, que hicieron que el público echara mano de diversos dispositivos para proteger sus oídos, y que convirtieron la sala en un ring donde los más entregados no dejaron de correr, saltar y agitar sus cuerpos al son de los temas más brutales de la discografía de Sepultura.


Como decía anteriormente ésta era la segunda ocasión que tenía el placer de asistir a una actuación de los jiennenses Ópera Prima, pero en esta ocasión fue aun más gratificante dadas las características de la sala, que hacían posible una mayor cercanía con la banda y un sonido más compactado.
Pues bien, el inicio de dicha actuación tuvo lugar con “Aces Hight”, donde los asistentes quedaron perplejos antes las cualidades vocales de José Ángel Díaz, quien posee una voz realmente poderosa y con un gran vibrato; acto seguido interpretaron “Wratchild” y “Flash of the Blade”, un tema no muy prodigado en los directos de La Doncella de Hierro, y que tuvieron a bien recuperar para el setlist de la noche.
Continuó la actuación de Ópera Prima con “Flight of Ícarus”, al que siguió el primer hit de la noche “Two minutes to Midnight”, con un público totalmente volcado y coreando los temas por completo; y es que si por algo se caracterizan Ópera Prima, es por el cuidado y fidelidad con que interpretan cada tema de los Maiden reflejando hasta el más mínimo detalle..
Fueron los acordes de “Children of the Damned” los que conmovieron a los asistentes, dibujando una postal típica del heavy metal ondeando sus brazos alzados al ritmo de este clásico de los británicos, que dió paso a “Wasted Years” y “The Evil that Men Do”, dos potentes temas que fueron acogidos con entusiasmo por toda la sala, que explotó de júbilo al ver aparecer a José Ángel portando la bandera británica sobre la plataforma de la batería para atacar “The Trooper” cuyo ritmo galopante fue seguido y coreado con máxima intensidad por el respetable, que admiró las dotes técnicas que Víctor de la Chica y David Cano demostraron en los solos que llenaban el setlist escogido para la ocasión.
Sin bajar el pistón fueron sonando otros clásicos como “Killers”, “Transylvania” o “Moonchild”, para dar paso al ritmo entrecortado de “Heaven Can Wait”; y llegados a este punto con un público entregado al cien por cien , empezaron los bises, encabezados por “Iron Maiden”, durante el cual no dejaron de subir al escenario en multitud de ocasiones gente del público, y para finalizar el show interpretaron de forma ininterrumpida “The Number of the Beast” y “Run to the Hills”, con las que el público llegó a una catarsis, y durante las cuales saltó un espontáneo al escenario cargado con un barril de vino( de la tierra suponemos), para ofrecerlo y repartirlo entre los componentes del grupo y los asistentes, desatando la locura total y llegando a subir a hombros al vocalista que estuvo a punto de golpearse la cabeza con el techo de la sala.
Y si curioso fue el alzamiento de José Ángel a hombros de un frenético fan, no lo fue menos la forma que tuvo que descender, pues tuvo que “tirarse a la piscina” para descabalgar.

Así transcurrió la velada del 8 de Octubre en la sala ACDS de Montilla, pura energía, sudor y casi sangre, pero con un ambiente espectacular que hizo las delicias de los grupos que estuvieron encantados con el trato recibido por parte de un público entregado de principio a fin, coreando los temas y disfrutando como enanos con cada canción y cada acorde.
Desde aquí sólo nos queda desearles lo mejor a Morbid Versions y a Ópera Prima, y decir que dejaron el listón muy alto, y por supuesto agradecer la invitación de Manuel Hidalgo (CórdobaRock, Sube un Escalón), por invitarnos a asistir y congratular a la Asociación Cultural Derechos Sonoros de Montilla por su gran programación de conciertos.

Fotos decidas por Rafael Jimenez, fotógrafo musical montillano cuya extensa obra la podéis disfrutar aquí:  rafajjfotografia.blogspot.com
Muchas gracias Rafa por tu colaboración!!!

¿Impresiones?